September 5, 2018

Jóvenes hispanos en Conéctate firman declaraciones

El congreso de jóvenes conocido como Conéctate, patrocinado por la Unión del Lago, se llevó a cabo en la Universidad Andrews del 1 al 3 de junio.

El pastor Armando Miranda Jr., Director Asociado del Departamento de Jóvenes de la División Norteamericana, fue el orador principal. El evento comenzó el viernes con música y una predicación inspiradora por el pastor Miranda y continuó el sábado de mañana con otro mensaje hermoso. El  sábado por la tarde se realizaron varios seminarios en español e inglés, y se dio también la oportunidad de participar en uno de diez proyectos de servicio comunicario. 

 

El sábado de noche el comité ejecutivo de Conéctate dedicó el tiempo para compartir el deseo de afirmar la justicia social en dos áreas que son de mucha preocupación y  que se discuten con frecuencia en la actualidad –inmigración y control de armas. Primero, Ingrid Slikkers, profesora de servicios sociales (Social Work) en la Universidad Andrews y trabajadora social para Bethany Christian Services relató su experiencia al trabajar con niños que han sido separados de sus padres y que siempre preguntan por ellos.  

 

Luego, el profesor Nicholas Miller, Director de Asuntos Públicos y Libertad Religiosa de la Unión del Lago, explicó el contenido de una declaración con respecto a la necesidad de formalizar un camino hacia la residencia y ciudadanía para aquellos jóvenes que han vivido toda la vida en los Estados Unidos, conocidos comúnmente como Dreamers (Soñadores). En esa misma declaración se expresó también consternación por la política de “tolerancia cero” que el Departamento de Justicia ha implementado y que ha resultado en la separación de cientos de niños de sus padres creando graves dificultades y traumas para las familias. Además, dos líderes del comité Conéctate, Mayrel Narváez y Kerling Montañez, presentaron otra declaración acerca del control de armas en la que expresaron su preocupación por la venta libre de armas automáticas y semiautomáticas. 

 

Al final de las presentaciones, Eva Cruz, presidente de Conéctate, pidió a los participantes que si estaban de acuerdo con las declaraciones que las firmaran y agregaran las ciudades donde tienen su domicilio. Las declaraciones firmadas serían posteriormente enviadas a sus representantes en el Senado y el Congreso de este país. Más de 300 participantes expresaron su apoyo por medio de sus firmas. 

 

Al concluir el programa muchos expresaron su aprecio al hecho de que familias y jóvenes hispanos de la Iglesia Adventista se hayan unido en dar su apoyo e influencia para buscar la justicia humana que la Palabra de Dios enseña que ha de existir en este mundo.  

 

Nuestra oración es que Dios en su tiempo manifieste su gran poder así como lo hizo en el período de la reina Ester para que la comunidad hispana pueda llegar a una solución del problema de la inmigración y para que podamos más claramente ver que sí hay un Dios que vive y que nunca abandonará a su pueblo.