November 5, 2018

Nuevo coordinador para la Asociación de Indiana

En el mes de mayo recibí una noticia que me tomó de sorpresa. El pastor Antonio Rosario, coordinador de la obra hispana en el estado de Indiana, comunicó a los dirigentes de la Unión del Lago que había tomado la decisión de jubilarse, efectivo el 1o de agosto de este año. Esta decisión nos tomó por sorpresa; parecía imposible que ya hubieran pasado once años desde que se había hecho cargo de la obra hispana. Con los hermanos de Indiana, especialmente aquellos que se unieron a la iglesia bajo su liderazgo, lo echaremos mucho de menos. Y la pregunta fue: ¿Quién podrá tomar el lugar de este siervo de Dios? 

 

Con los administradores de la Asociación de Indiana oramos para pedir al Señor que nos guiara en la búsqueda de un nuevo coordinador. Consultamos con los pastores hispanos de la Asociación para saber qué era lo que esperaban de un coordinador. Y sabiendo que el nuevo coordinador sería también el pastor de la Iglesia Central Hispana de la ciudad de Indianapolis consultamos también con la junta de dicha iglesia. Luego se hizo una lista de posibles candidatos tomando en cuenta su experiencia en la obra y los dones que Dios les había dado. La administración entrevistó a cinco candidatos, y comprendimos finalmete que Dios nos estaba dirigiendo para escoger a alguien que ya estaba sirviendo como pastor de una iglesia de habla inglesa en la Asociación. Me es un placer informar a nuestros lectores de Conexiones que el nuevo coordinador de la obra hispana en la Asociación de Indiana es el Dr. Víctor Jaeger. 

 

El pastor Jaeger nació y creció en la ciudad de Trujillo, Perú. Estudió ingeniería y trabajó catorce años como ingeniero para una corporación japonesa en Texas.  Sin embargo, como había siempre tenido en el corazón el deseo de ganar almas para Cristo, lo hacía aun estando empleado en el mundo secular sirviendo como instructor bíblico y pastor laico.Trabajó algún tiempo en México; fue allí que se enfermó gravemente y le fue necesario regresar a los Estados Unidos. Los médicos no pudieron darle un diagnóstico preciso y estuvo al borde la muerte. Pero Dios intervino y lo restauró completamente.  

 

El pastor Víctor Jaeger, su esposa Celia, y sus hijos Hans y Johan
El pastor Víctor Jaeger, su esposa Celia, y sus hijos Hans y Johan

 

Fue entonces que el pastor Jaeger aceptó el llamado de trabajar tiempo completo como pastor. Plantó, con la bendición de Dios, diez iglesias en Texas. Asimismo en la iglesia de habla inglesa en la ciudad de Fort Wayne, Indiana bautizó a más de cincuenta almas y aumentó los diezmos en un 183%. Además, en el mes de mayo de este año obtuvo un Doctorado en Misiología, con énfasis en crecimiento de iglesia y evangelismo. 

 

El Señor ha bendecido al pastor Jaeger en su vida personal también. Está casado ya por veintiséis años con Celia Bamberger-Jaeger y tienen dos hijos --Johan de diecisiete años y Hans de trece. Pido sus oraciones por esta hermosa familia para que Dios la use en gran manera para avanzar la obra del Señor. ca


Courtesy Victor Jaeger