Dios concluyó al campestre hispano de Wisconsin con esta linda cosecha de almas.

Campestre Hispano de Wisconsin 2021 “Llegó la hora”

El pastor Evelio Miranda, Coordinador de Ministerios Hispanos de la Asociación de Wisconsin nos informa cómo Dios bendijo el Campestre Hispano de Wisconsin 2021.

El Ministerio Hispano de la Asociación de Wisconsin ha sido objeto de las más ricas y abundantes bendiciones del Señor en tanto que las iglesias, con sus laicos y pastores, han dado lo mejor de sí para cumplir la Misión.

Una de estas bendiciones ha sido el Campestre Hispano 2021 que se llevó a cabo del 11 al 14 de agosto en el Campamento Wakonda. El lema fue “Llegó la hora”.

Con la autorización del Comité Ejecutivo de la Asociación de Wisconsin y siguiendo las recomendaciones existentes de distanciamiento social establecidas por el departamento de salud del estado, la hermandad hispana se hizo presente. 

El Señor llenó de bendiciones los corazones de los asistentes con los mensajes traídos por el pastor Marco Huaco, quien, urgió a la congregación que “Llegó la hora” de organizar a la iglesia a través de los ministerios eclesiásticos con niños, jóvenes y adultos para cumplir la Misión.

La psicopedagoga Abigail Esther Crisóstomo, al instar a las familias y miembros de iglesia, enfatizó que “Llegó la hora” de vivir en armonía, vivir el evangelio de Jesús y vivir en amor mientras nos preparamos para ver a Jesús venir en las nubes.

La parte musical fue presentada por el cantante cristiano internacional Javier Rosales, quien a través de mini-conciertos presentados cada noche, nos elevaba al trono de la gracia de nuestro Señor y preparaba así nuestros corazones para recibir con gozo el mensaje de la noche.

“El Abuelito Jim”, con su figura encorvada, con un bordón en la mano y acompañado de alguien que lo ayudaba a subir las gradas de la plataforma, con mucha energía cautivó los corazones de niños, jóvenes y adultos con sus mensajes. Cada noche hizo conciencia de que “Llegó la hora” en la que los niños puedan escuchar de manera infantil, con la ternura de un abuelo que habla a su nieto, que Jesús está tocando la puerta de sus tiernos corazones.

El sábado de mañana, último día del campestre, el Abuelito Jim presentó un mensaje acerca del pronto regreso de Jesús e hizo un llamado a los asistentes para que rindieran sus vidas a Jesús. Luego, al  medio día, en el lago Wakonda, los acampantes, administradores y pastores de nuestra Asociación fuimos testigos del bautismo de 19 nuevos miembros que habían decidido que ‘había llegado la hora’ de entregar sus corazones a Jesús.

No cabe duda de que después de casi dos años de pandemia y a pesar de las restricciones existentes por el Covid-19, el Señor bendijo de manera especial a las familias hispanas de Wisconsin en este campestre. La gloria sea para el Señor Jesús.

Gracias a todos los pastores hispanos y voluntarios que ayudaron en la preparación del Campestre Hispano.

Los esperamos el próximo año o nos veremos en el cielo, lo que suceda primero.

 

Pastor Evelio Miranda, Wisconsin coordinador hispano