Archives
December 2, 2019

¡Nuestro clamor unido!

“Si hubiera una convocación de todas las iglesias en la tierra, el objeto de su clamor unido debería ser el Espíritu Santo. Cuando tengamos eso, Cristo, nuestra suficiencia estará siempre presente y tendremos cada necesidad suplida. Tendremos la mente de Cristo” (Manuscript Releases, vol. 4, p. 24).

Me maravillo al pensar que ya nos estamos acercando al fin de este año y aproximándonos a una nueva década. No hay duda que el mundo social, económico, político y religioso ha cambiado muchísimo en los últimos diez años. ¿Qué eventos y acontecimientos ocurrirán en esta tercera década que comienza con el año 2020? Por supuesto, con la excepción de Dios, nadie sabe los detalles de lo que sucederá. Pero sí tenemos la Biblia que nos anima a prestar atención a las señales del fin. Es importante leer otra vez el capítulo 24 de Mateo y fijarnos en la primera palabra del versículo 20. La palabra es ORAD. Aquí Dios anima a sus seguidores a que oren cuando vean las señales.

El libro Hechos de los Apóstoles nos explica que la iniciación de la iglesia de Dios comenzó con oración. Dios encomendó a los discípulos que oraran, especialmente para tener la capacidad de presentar las buenas nuevas de salvación al mundo y poder enfrentar las pruebas que tendrían. El Señor los instó también a orar para recibir el Espíritu Santo. Cristo sabía que los discípulos no tenían la capacidad de predicar y ganar almas para el reino de los cielos. Era urgente que ellos rindieran sus vidas a Dios y se sometieran al bautismo del Espiritu Santo. Gracias a Dios, lo hicieron, y como consecuencia revolucionaron al mundo de su tiempo.

En la actualidad, tenemos una situación similar. A pesar del uso de la tecnología y la capacidad de movernos a cualquier lugar del mundo en relativamente poco tiempo, la realidad es que el pueblo adventista tampoco tiene la capacidad de ganar almas por sus propias fuerzas. Es necesario que nos rindamos a Dios como lo hicieron los discípulos y que oremos por el bautismo del Espíritu Santo.

Es por esto que la Unión del Lago está organizando un retiro especial dedicado exclusivamente a la oración. El retiro se llama Our United Cry (Nuestro Clamor Unido). Será el viernes y sábado, 6 y 7 de marzo de 2020 en el hotel Embassy Suites en la ciudad de Plainfield, estado de Indiana, muy cerca de la ciudad de Indianapolis. Animamos a cada iglesia que envíe por lo menos dos delegados. El costo del retiro es $55.00, pero subirá a $65.00 después del 20 de noviembre. El costo no incluye el hospedaje en el hotel pero sí el privilegio de escuchar a los oradores, el almuerzo, el material que se entregará y especialmente la oportunidad de orar unidos por el Espíritu Santo. Para inscribirse vaya al sitio web www.ourunitedcry.org.

Quisiera animar al lector a que no pierda la oportunidad de orar con nosotros en este ocasión especial. Nuestro deseo es que el resultado del retiro sea el comienzo de una revolución espiritual en nuestras vidas y en nuestras iglesias.